¡Soy pro felicidad!

grace1

Uno nunca quiere ver sufrir a los seres queridos, hoy me llamó una muy querida amiga llorando.

-¿Qué pasa? ¿por qué lloras?

– Porque hoy dejé de darle pecho a mi bebé.

Inevitablemente recordé lo que viví con mi segundo hijo, como si fuera ayer, me vinieron de golpe esos momentos angustiantes en los que no logré darle pecho a mi recién nacido.

Su bebé nació hace tres semanas. Es una criaturita muy hermosa y pequeña. A mi amiga la he acompañado durante su embarazo, desde que logró embarazarse hasta el día en que se le rompió la fuente y la llevé al hospital, así de cerca hemos estado. Escucharla llorar me parte el corazón.

Por múltiples razones, entre ellas una de salud, no pudo seguir dándole pecho a su bebé. Eso la hizo sentirse menos, mal, mala madre. Antes de hablar conmigo llamó a una conocida de la Liga de la Leche para contarle lo que le estaba pasando y la respuesta fue: “Los bebes comen aproximadamente ocho veces al día, aparte de esas veces, tú debes intentar sacarte leche otras ocho más al día para estimularte y que todo fluya mejor”; sin embargo mi amiga no pudo, no entendía cómo iba a estar 16 veces al día tratando de estimular la producción de leche materna, cuando aparte tenía que atender a su otra hija, su casa y múltiples obligaciones diarias. Duró dos días enteros con sus dos noches intentándolo. No lo logró.

Esa misma semana acudió con su doctora para revisión y para resolver los problemas de salud post parto que aún tenía. Le platicó que no estaban saliendo las cosas como ella esperaba y que se sentía pésimo por no poder darle pecho al bebé. La doctora le explicó que no pasaba nada; cito textualmente las palabras de la doctora: “No hay nada intermedio entre los médicos y la Liga de la Leche. Los médicos ven enfermedades, dolencias y no se detienen a ver a las personas, y las de la Liga de la Leche ven amamantadoras y no mujeres, no ven los derechos de las mujeres, solo los del bebé. Los dos extremos ignoran por completo las necesidades de las mujeres”. Ese día fue el último que su bebé tomó leche materna.

Me sentí tan identificada con su caso. Cuando Bruno nació sólo le pude dar pecho 10 días y me sentí igual de mal. El doctor también me apoyó, me dio palabras de aliento y me explicó que aunque nunca habrá un sustituto exacto de la leche materna, hay buenas opciones y no pasa nada grave. También mi madre me recordó que a mí me dieron pecho, pero a mi hermano mayor no, y no hay ninguna diferencia entre nosotros (no se ha dado cuenta de que yo soy más inteligente).

Lo que le digo a mi amiga es que la lactancia no nos define como madres y no define a nuestros hijos como individuos. Cuando se puede, qué maravilloso, si no se puede, igual será un niño sano y feliz porque tiene a dos padres que lo adoran.

Hoy en día tenemos tanta información a la mano, de tantos nuevos estudios, teorías, recomendaciones de lo qué debe ser y no, que es muy fácil arrastrar culpas y pesos innecesarios, pues las expectativas que se ponen en la figura materna son demasiado altas. Se espera que cumplan con todo y bien. Sin reproches y con abnegación; ahí de aquella que no se alinee a los estándares.

Sin embargo, somos mamás y debemos orientarnos por donde sintamos que está nuestro bienestar, decidir por lo que nos haga gozar a nuestros hijos y disfrutar de la vida sin ataduras, en lugar de regirnos por señalamientos o juicios externos que no viven nuestro día a día ni conocen nuestros límites o necesidades.

Amiga, yo te conozco, eres una madre maravillosa, entregada y cariñosa. Te he visto con tu hija, y tu hijo recibirá lo mejor de ti, tu amor y educación. A los que te juzguen mándalos a volar, quiere decir que no te conocen. Me siento orgullosa de ti y te quiero.

24 Comentarios

  1. Querida Grace!!! bravo y mil veces bravo!!! y también por el comentario de Mala Madre. Yo amamanté a mi hijo mayor durante más de un año pero al Diegp sólo pude darle un mes… en el primer caso no trabajaba y tenía todo el tiempo del mundo, la alimentación perfecta, etc… pero aún así hubo problemas con la ablactación y mi hijo terminó sufriendo desnutrición en su segundo año de vida. Cuando Diego nació, yo seguía muy triste por la separación de su padre, y por su ausencia. Esa depresión, que no fue post-parto, sino que duró casi 5 años contando tiempo antes y después del parto, afectó mi leche y el médico concluyó que para el bebé era más perjudicial que benéfica.
    Hoy tanto Jaime como Diego son niños perfectamente sanos y felices, yo no soy mejor o peor madre por ello… yo simplemente los amo, por igual.

    Me gusta

    1. Exacto, sanos y amados. Nadie experimenta en cabeza ajena y es imposible juzgar solo porque que a ti algo te funciona. Gracias por tan lindo comentario. Un abrazote amiga 🙂

      Me gusta

  2. La liga de la leche, es una escuela una ayuda para poder despejar dudas sobre la lactancia, lo mejor es ir a las pláticas observar y aprender diferentes técnicas, pero en mi experiencia propia no sólo defienden los derechos de los bebés, también te ayudan en tu persona a superar miedos, dudas .. La perspectiva de recibir ayuda alterna y médica hacen que el criterio como madres sea más amplio… Y sí ser madre no se define por dar pecho o no.. Sino por nuestros actos y la actitud que tomamos ante los hijos 🙂 saludos

    Me gusta

  3. Querida Grace, mi mamá no pudo darme de mamar porque; yo no quería, en serio. Le dijeron a mi mamá que era una “Mala Madre” y ella lloraba.
    Luego de 48 añitos estoy aquí, sana y feliz.
    Mi madre y yo tenemos un lazo muy fuerte que nos une, mas grande que el de cualquier amamantado…
    Dile a tu amiga que , gracias a Dios, el ser “Buena Madre” depende de muchas otras cosas. Felicidades!!

    Me gusta

  4. Querida, sí, soy una convencida de la lactancia, pero creo que eso no me da derecho a juzgar a quienes por elección y/o situaciones ajenas a su voluntad no pueden lograrla. Creo que la lactancia se ha vuelto un tema de dolor y de frustración para muchas mujeres, cosa que no siquiera debería ser un tema como tal. Lamento mucho que tu amiga lo esté pasando tan mal. Entiendo y respeto a quienes defienden contra viento y marea la lactancia, pero cuando una mamá quiere y no resulta como ella pensaba me parece terrible hacerla sentir mal o incapaz, creo que esa tampoco es la salida. Así que dile a tu amiga que deje las culpas, es una buena madre, seguro que lo es!

    Me gusta

    1. Gracias amiga, se lo diré. Y si debemos de dejar de cargar culpas que no nos corresponden. Demasiados lastres cuando hay cosas más importantes de que preocuparse. Te mando muchos besos y mil gracias por darte un tiempo por comentar mi post. Besos 🙂

      Me gusta

  5. Hay quienes no amamantan porque no quieren, porque les duele y ve tu a saber por qué tantas otras razone más y no se sienten culpables de nada.

    Tiempo al tiempo, espero se le pase pronto ese sentimiento de culpa a tu amiga para que disfrute al 100% a su hijo.

    Saludos Grace!

    Me gusta

  6. Hola! me sorprende mucho que menciones a la Liga de la leche y que lo hagas de forma tan negativa. A mi mami la apoyaron para que lograra amamantar a una de mis hermanas, a mi para lograr amamantar a mis 3 hijos. He asistido a reuniones en varios de sus grupos, he dado mis opiniones y he sido escuchada. Jamás me sentí manipulada ni presionada, ni fuí testigo de que hicieron algo similar con ninguna otra mujer ahí presente, al contrario. Respeto mucho que haya mujeres que no deseen amamantar. Pero me parece inadecuado etiquetes a una organización de prestigio internacional e innecesario que la menciones, cuando habemos muchas mujeres, de varias generaciones, que hemos sido escuchadas, contenidas y apoyadas por ella. Gracias.

    Me gusta

  7. Grace,
    soy lìder de LLLMéxico y llegué a LLL buscando apoyo justo por lo contrario que dices, porque un médico me dijo que le quitara el pecho a mi hijo de un mes porque mi leche le hacía daño. Gracias a una lider de LLL, al apoyó que recibí y al aliento no sólo seguí amamantando sino que mi hijo es un niño sano, feliz y seguro y yo también porque logré lo que quería más allá de la falta de apoyo. Fuera de LLL y una pediatra recomendada por la propia liga no tuve apoyo, ni de familiares, ni de amigos, ni de médicos. La verdad mi experiencia con LLL es muy distinta de la que describes, y por eso me hice líder, menciona la doctora que dices. En estos 4 años en contacto con la Liga no he conocido organización más respetuosa en la que se valore cada caso como único e irrepetible, y sobretodo se les da a la mamá la autoridad y se les respete su capacidad para tomar decisiones. Todas partimos de que amamantar es una decisión ante todo de la madre, pero de una madre informada, preparada, y consciente de sus posibilidades y no influenciada por prejuicios, creencias falsas o incluso desalentada por un contexto que atenta y desaprueba la LM. Por eso lo único que hacemos como LLL es brindar apoyo, información y acompañamiento para las mamás que quieren amamantar pero nunca presionando o forzando o convencemos a las que no quieren. En cuanto a la frase que dices dijo la líder de LLL “Los bebes comen aproximadamente ocho veces al día, aparte de esas veces, tú debes intentar sacarte leche otras ocho más al día para estimularte y que todo fluya mejor”. Puedo asegurarte que no fue una frase dicha por una líder, entre otras cosas porque hay errores de información y conocimiento en ella. Los bebés no comen 8 veces al día, los bebés comen a demanda y a demanda significa que cada bebé es diferente y unos pueden comer cada 30 min y otros cada 3 hrs, en especial durante los primeros 2 a 3 meses de vida. Eso es algo que todas las líderes sabemos y no no los inventamos, lo comprobó y confirmó el conocimiento científico a través de estudios del patrón normal de comportamiento del bebé cuando es amamantado. Por ende una líder no diría nunca algo como eso que dices, y mucho menos diría que la mamá tiene que estimularse 8 veces más porque eso es un disparate. Una mamá que amamanta exclusivamente a su bebé no necesita estimularse el seno porque con la succión del bebé tiene suficiente estimulo como para producir lo que su bebé necesita.
    Eso también es conocimiento básico para una líder, y te puedo asegurar que si algo tienen las líderes a diferencia de otras asesoras de lactancia es una sólida formación en lactancia por todas antes que nada somos madres que hemos amamantado y luego nos hemos formado en cursos, talleres, seminarios, eventos. Creo que sería provechoso revisar las fuentes y si se va a compartir información tan comprometedora como la que estás compartiendo hacerlo incluso citando nombres y apellidos, para aclarar quien dijo cada cosa e incluso verificarlo con quien lo hizo.
    Claro que nadie es mala o buena madre por amamantar o no hacerlo porque precisamente no se trata de ser buenos o malos, por perdernos en juicios de valor tan simplista vivimos en un mundo armado a 2 colores y nos perdemos tantos matices. Ni LLL, ni sus lideres juzgan a las mamás porque no es nuestro rol, acompañamos, apoyamos y brindamos seguridad para que las mamás puedan vivir lactancia felices sean de 3 días o de 3 años :D.
    Saludos.

    Me gusta

    1. Me da muchísimo gusto que hayas tenido una experiencia tan bonita. Aquí el tema no es la Liga de la Leche, sino la experiencia que hemos pasado muchas, y lo importante la libertad de decidir y ser respetado. Muchas gracias por leerme, siempre se agradece!

      Me gusta

      1. Grace,
        gracias por aceptar que se publicara mi comentario aún cuando puede cuestionar la información que publicas en el post :D. Te agradezco mucho por ello:D.
        También como tú creo que la prioridad en este tema es el respeto a la decisión y las posibilidades de amamantar y el no hacer sentir mal a ninguna madre por no haber querido o podido amamantar.
        Claro que por otro lado no deja de llamar mi atención el que se desacredite la labor de LLL en el propio post con una frase como esta:
        1-“No hay nada intermedio entre los médicos y la Liga de la Leche. Los médicos ven enfermedades, dolencias y no se detienen a ver a las personas, y las de la Liga de la Leche ven amamantadoras y no mujeres, no ven los derechos de las mujeres, solo los del bebé. Los dos extremos ignoran por completo las necesidades de las mujeres”
        A lo que se suma la idea implícita de que si la mamá se siente culpable por no amamantar se debe a lo que la “líder de LLL” le dijo en relación a su lactancia.
        Lamentablemente comentarios como esos siempre tienen implicaciones, precisamente así se arman los mitos, las creencias y las falsas ideas en relación a cualquier tema y en este caso concreto a la labor de una organización con más de 50 años de labor altruista y desinteresada en favor de las mamás y los bebés.
        Aún cuando es cierto que la prioridad es el que AMAMANTAR ES ANTE TODO UNA DECISIÓN MATERNA (porque el bebé por supuesto no está en condiciones para decidir y nosotras decidimos por él) para mi como madre que recibió apoyo de LLL y que ahora lo brinda desinteresadamente y por el único placer de ayudar, me duelen este tipo de comentarios que enturbian y desacreditan nuestra labor como organización y por eso lo hago notar y expreso mi opinión y sentir al respecto. Gracias por leerme 🙂
        Saludos y un placer estar en contacto.
        Micelys

        Me gusta

  8. Hola! Estoy totalmente de acuerdo respecto a que cada una tenemos derecho a elegir si amamantamos o no, y eso no nos hace mejores o peores, sin embargo, sólo acotaría algo respecto a la Liga de Leche: no podemos generalizar por una asesoría desafortunada. En mi experiencia personal, la Liga fue y sigue siendo de gran ayuda, y, de verdad, no sólo velan por el bebé, sino también por la mamá, pues la lactancia es cosa de dos, y, bueno, es lógico que intenten por todos los medios posibles, que las mamás interesadas logren amamantar exitosamente, pues esa es su misión. Yo también me las vi muy duras para lograr establecer la lactancia con mi nena de ya 14 meses, pero cada caso es distinto y todas tenemos nuestros motivos que son respetables. Además, lo más importante es que nuestros bebés sean felices y para eso hay muchoa caminos.

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tus palabras, exactamente siempre hay muchos caminos en bienestar de los hijos. Agradezco mucho que hayas leído y comentado 🙂 Saludos.

      Me gusta

  9. Cada quien tiene derecho a decidir. Punto. Sin peros. Si alguien no quiere amamantar a su hijo, así sea porque no se le da la gana, muy su asunto. No leo en el texto comentarios negativos sobre nada ni nadie, sólo el testimonio de un caso en particular. Y justo por eso es valioso, porque resalta lo importante: a cada quien lo que le funcione. Saludos.

    Me gusta

    1. Totalmente de acuerdo 😉 libertad de decidir, sin remordimientos, y tranquilidad de que los hijos estarán perfectos porque habrá otras cosas que los formen como personas sanas y felices!

      Me gusta

  10. Yo soy una de las mamàs que tuvo ese gran privilegio de amamantar a mis dos hijos y es una experiencia fantastica el apego hacia a tu bebe que realmente lo vale, ojala muchas se dieran esa oportunidad muchas no lo hacen por vanidad y es muy respetable pero recuerden la belleza fisica se acaba y la belleza interior deja huella. Y gracias a la liga de la leche yo fui muy bien orientada por que aun consumiendo medicamentos pude seguir con esa gran experienciaaa de amamantar..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s