De madre a hijo (Carta 2)

gracebuena-2

Queridísimo y amadísimo Memo:

Lo acepto. Llegó el momento de soltar, de darte más libertad, y no sabes cuánto trabajo me cuesta hacerlo. Me da miedo que te pase algo, que sufras, que no seas feliz. Sufro, sufro…sufro nomás de pensarlo. Es por el gran amor que te tengo, reconozco que por eso me siento así. A la vez siento una alegría enorme por ver que empiezas una nueva etapa. Ya sé, dirás que tienes una mamá bipolar. Te conozco.

Pienso en todos los peligros de la vida diaria, en si has escuchado y recordarás cada consejo sobre seguridad que te he dado. Sobre el alcohol, el sexo, el fracaso, la ciudad, la delincuencia, el cigarro, las malas influencias de algunos amigos. La verdad quisiera mantenerte a mi lado y bajo mi cuidado hasta que me dé la vida. Sé que no se puede y es hora de dejar que tomes tus propias decisiones.

Antes que nada, quiero que sepas que confío plenamente en ti. Confío en que pensarás unos segundos antes de tomar cualquier decisión, esos segundos que marcan la diferencia. Sé que reflexionarás las cosas antes de hacerlas. Habrá momentos difíciles en los que tendrás que luchar contra ti mismo y tus deseos para saber qué camino tomar.

A veces los amigos te presionarán, y a pesar de saber que lo que te proponen no es acertado, te verás tentado a hacer algo que no quieres, te pido que en esos momentos no cedas por ellos. No tengas miedo a decir: “No, no quiero, no creo, no estoy de acuerdo”. Sé fuerte, decidido y, al final, la satisfacción de haber hecho lo que creías correcto será más grande.

Te pido que ante cada encrucijada de la vida, te mires al espejo y seas humilde, aceptes tus errores y aciertos. Reconozcas tus debilidades y fortalezas. Y con base en esas cualidades forjes tu camino. Aprecia y valora quién eres, eso te llevará a la felicidad.

Te pido que estés abierto a otras maneras de pensar, no juzgues a los demás por ser o pensar distinto a ti. No discrimines a nadie. Trata con respeto a todos los que te rodean. En momentos de enojo, no te dejes llevar por la rabia o el coraje. Siempre, siempre respira profundo y piensa las cosas, antes de decidir lo que harás.

Yo siempre estaré aquí cuando necesites consejos, por más grande, viejo y sabio que te sientas, seguiré dispuesta a escucharte y orientarte. A veces creemos tener las respuestas a todo, sin embargo nunca dejamos de aprender de los demás. Porque en esta vida no estamos solos, vamos acompañados, y me robo tus palabras: “La vida y la felicidad se disfruta mejor rodeado de más gente”. Tu sabes que estoy y soy para ti. Aquí me tienes.

Te quiero. Siempre. Orgullosa.

Grace.

 

la foto-4

16 Comments

  1. Te lo dije!!!! me hiciste llorar… me siento igual con Jaime… y aunque sonrío diario y me subo a mi moto y él a la suya… en secreto y silencio cada día mi corazón se queda con el nudo de saber que corre un gran riesgo al manejar una motocicleta en esta ciudad. Y luego digo… de eso se trata la vida y mi papel en enseñarlo a vivirla sin miedo… aunque yo me quede hecha un manojo de nervios. Abrazos amiga!!!

    Me gusta

  2. Querida Grace:
    Sabes que siempre te he admirado por que nunca ha dejado de luchar por lo que quiere, después de leer esto te admiro mucho más y creo que todos tus deseos se hicieron realidad, Memo será un gran hombre por que tiene una gran familia como siempre lo deseaste.
    Te mandó un beso y un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s