Hoy no hay selfie

selfiegrace

Selfie, la foto que me tomo, la imagen que quiero dar a los demás, de aceptación, de me gusto. Hoy, no estoy para selfie. No me gusto.

Esta semana he pasado por días difíciles, no sé, el ánimo por los suelos. La Grace risueña no siempre puede estar sonriente. Por qué fingir que somos fuertes, que podemos con todo, si somos seres vulnerables, bueno yo lo soy, mucho; lo acepto soy un ser frágil, muy sensible.

Ahí les va todo lo que cruza en este instante por mi cabeza. Ahí les va sin sentido. Ahí van todos esos sentimientos amontonados dentro de mí.

¿Qué pasa? Que últimamente no coincido con los demás, que no entiendo qué pasa a mi alrededor, por qué las cosas no funcionan, y sé perfectamente que las cosas nunca podrán salir como uno espera o quiere, sin embargo batallo para entender a los demás. Batallo para comprender el mundo que me rodea, la maldad en la gente.

En la calle la gente es agresiva, violenta, cero empática. El país se esta desmoronando, abuso de poder, impunidad, corrupción, cada vez menos esperanza ¿No los deprime? A mí sí, me siento como una niña de seis años, abrumada por mi ingenuidad, por mi idealismo estúpido que nomás no concuerda con mi realidad.

Y si a eso le sumamos lo que siento en el plano personal, pues la crisis crece. Resulta que ahora mismo me siento fuera de lugar. No coincido, no cuadro con mi entorno. Creo que me he vuelto intolerante a ciertas cosas (y personas también). No me reconozco, no reconozco mi enojo, mi frustración, y duele, sobre todo duele no comprender. Hablo y mis palabras son malinterpretadas. No es que no me entiendan, pues hablamos el mismo idioma, es que no me explico, no me conocen, no saben lo que vivo, ni lo que siento. Ahora si que “cada cabeza es un mundo”. No puedo con los que juzgan y se creen autoridad, los que te aplastan y se dicen amigos. Así yo no juego, prefiero alejarme. Estar sola.

A veces me siento culpable por no dar lo suficiente, lo necesario (tal vez no soy tan empática como creía). Otras me siento culpable por no poder apoyar a mis seres queridos (esposo, papas, hijos, hermanos, amigos) cuando me necesitan. Me siento egoísta por no ser eso que puedo ser o eso que esperan. No sé divago. Estoy sentimental. Es un momento y pasara.

Cómo lo leen ¿qué tal? La más social, la más alegre, la que siempre ríe, la que no se calla, la que quiere animar a los amigos, hoy se siente triste. Nada grave, un poco afligida. Sólo eso.

Hoy es el momento perfecto para reconocer que me quiebro ante toda esta mezcla de sentimientos y situaciones. Todos tenemos pesares y tristezas, la cosa es como los enfrentamos, quien está junto a nosotros, quien nos aconseja, nos motiva, nos apoya. Tenemos que conocer nuestros límites, nuestras fortalezas y por más duros que sean los golpes, enfrentarlos, no agacharnos. Esquivar, amortiguar y resurgir.

En fin, hoy no será mi mejor selfie.

 

6 Comments

  1. Discrepo. De hecho, este texto muestra la mejor selfie de todas tus selfies.
    No por nada eres la mejor fotógrafa del mundo mundial.
    ¡Fuerte abrazo amiga!

    Me gusta

    1. Definitivamente, necesito varias dosis de tacos cachanillas, compras calecianas y amigos de Mexicali jajajajaa .. Gracias por leer y por las palabras de animo 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s