Mamás stalkers

De todas las etapas que pasamos como madres, creo que la más difícil es la adolescencia, y eso que yo me congratulo y aplaudo a mi hijo por ser un excelente chico.

Me refiero a la etapa más difícil, porque es cuando ellos se desprenden de ti. Y cuesta mucho soltar. Ya lo he dicho antes, esto de que los hijos se dejen el hogar nos pega duro.

Pero conforme pasa el tiempo el golpe es más duro. No porque no lo quieras dejar independizarse, sino porque este mundo cada día da más miedo y como madre temes todo.

Si va a una fiesta, inmediatamente piensas “¿van a tomar?” “¿van a fumar?” Qué tipo de fiesta es, qué tipo de amistades van. Si es simplemente a la esquina, piensas en toda la inseguridad por la que atraviesa este país.

No quiero echarle más leña al asunto de la inseguridad, pero creo que todas las mamás ya vivimos con un chip especial en relación a ese tema. Ya nadie deja salir a la calle a sus hijos, a correr y andar sueltos como lo hacíamos antes.

Ahora, imaginen a un adolescente que ya se siente autosuficiente y maduro. Pues una se asusta ¿cómo no? “¿Y si lo asaltan?” “¿Y si lo secuestran?” Para mí el problema no es si se pierde, porque en esta época te mandan un whatsapp y listo, más bien es el tema de la seguridad en la calle.

Las mamás de hoy en día estamos tan paranóicas (bueno algunas que conozco) que hasta claves de whatsapp manejamos para saber que el que contesta el mensaje si es nuestro hijo. Otras usan la tecnología y con el celular los hijos están geolocalizables, saben si están en donde dijeron que estarían y no van camino a Acapulco con los amigos -ay exageré-.

Por otro lado los adolescentes de hoy viven el peligro cibernético; hay gente que los embauca o los está cazando para lograr citarlos y verlos en algún lugar. Estas personas se hacen amigos de nuestros hijos, ganan su confianza y se aprovechan de su ingenuidad. Un peligro más por el cual estresarnos. Hay que hablar mucho con los chicos y siempre explicarles los riesgos del internet.

El mundo ahora es una locura, y yo una paranoica, pero ¿qué le hago? Prefiero tener seguros a mis pollitos. Por fa, no me juzguen, si les daré su libertad pero hasta los cuarenta.

Anuncios

Publicado por

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s