La quiniela de los Oscares

Así como lo oyen –leen, ups- lo que nunca en Diarios en Tacones nos organizamos para hacer una quiniela y no es del Mundial porque no sabemos nada de fútbol, ok, tampoco de películas, pero si nos gusta muchísimo el cine a las cinco. Así que ¿por qué no? hicimos nuestras apuestas a ver quiçen sale vencedora este domingo en los Oscares.

Yo trato de ir por lo menos una vez a la semana al cine, cuando la cartelera está buena y cuando la cartera lo permite. Advierto, no esperen una súper crítica de cine en estos comentarios, soy una simple fan de la pantalla grande que no sabe nada, pero ama y llora cuando está sentada en una butaca –o frente al iPad con Netflix-.

En fin como yo soy medio noña, dije “pues las veo todas” y todas las vi, o sea como voy a hablar de algo que no he visto. Me clavé y aquí van mis ganadoras.

MEJOR GUIÓN Esta categoría se me hizo muy difícil porque hay varias que estaban muy buenas, pero me encantó cómo se desarrollo la historia de Spotlight,  “Primera plana”  en todo momento estuve pendiente y estresada.

maxresdefault-2

 MEJOR FOTOGRAFÍA Me voy a ver muy tendenciosa pero lo siento, Lubeski, se lo merece por mucho, como fotógrafa se lo que cuesta captar todo con luz natural y no sólo eso, la maravillosa composición en todas las tomas. No hay ni qué dudarlo, si no se lo dan juro que hago marcha de aquí al Zócalo #RenunciaCalderon.

1451100014052.cached

MEJOR ACTOR Bueno, bueno, que cosa con Di Caprio, Irene se va poner muy mal si no lo gana, y no sólo eso, es el mejor este año, que me disculpe La Chica Danesa, que no se porqué todos dicen que es lo máximo, si no fuera por la historia no habría más, a mi no me volvió loca. Tal vez pensaría que Brian Cranston en Trumbo podría ser la competencia de Di Caprio, y no lo digo porque soy su fan desde Breaking Bad, lo digo porque sentí cada actuación real, me convenció y hasta me enojé. He dicho.

revenantleogun

MEJOR ACTRIZ Aquí la cosa se me hizo más difícil, Brie Larson da todo en este papel de mamá afligida, mujer ultrajada y víctima de secuestro. Pero la actuación sútil de Cate Blanchet también me ganó, ella es una maestra, todo le sale tan natural que parece que no necesita ningún esfuerzo. Pero ella ya lo ganó, y es más desgarradora la actuación de Brie por lo que termino dándoselo a ella.

BTS_ROOM_DAY400197

MEJOR DIRECTOR Otra vez Iñarritu, sí señores, creo que se lo van a dar a él. Para mi la película no cierra un circulo perfecto, pero creo que como director se lleva las palmas, grandes actuaciones, maravillosa historia –para mi incompleta- y espectacular fotografía. Su necedad lo hizo lograr una obra de arte al final. Bravo Iñarritu.

inarritu-aspirant-oskar-34534533

MEJOR PELICULA Y bueno llegamos al tema final, mi favorita de este año, es sin duda Spotlight, me parece una excelente película, el tema es muy fuerte y aplaudo que haya sido llevado al cine. Sufrí casi toda la película, mucho más que en La Habitación, con decirles que salí muda y llorando. Sí, así me impacto. No niego que estaba dudosa porque El Renacido y La Gran Apuesta me parecieron muy buenas también, pero ambas me dejaron queriendo saber más. No sé, no soy experta, ésta es sólo mi opinión.

spotlight-2015-directed-by-tom-mccarthy-movie-review2

Espero ganar la quiniela porque los Oscares generalmente están atados a intereses, o qué sé yo. Pero ese dinerito extra no me vendría mal a mi. #VamosConTodo

Anuncios

“Odio a los indiferentes”

Pasar por alto, cerrar los ojos y hacer como que no vemos es algo que nunca entenderé. Estamos vivos y somos parte de todo. No lo echemos en saco roto. Les comparto este pequeño texto de Antonio Gramsci que me parece que da perfecto en el clavo.

“Odio a los indiferentes”

de Antonio Gramsci

Odio a los indiferentes. Creo que vivir quiere decir tomar partido. Quien verdaderamente vive, no puede dejar de ser ciudadano y partisano. La indiferencia y la abulia son parasitismo, son cobardía, no vida. Por eso odio a los indiferentes.

La indiferencia es el peso muerto de la historia. La indiferencia opera potentemente en la historia. Opera pasivamente, pero opera. Es la fatalidad; aquello con que no se puede contar. Tuerce programas, y arruina los planes mejor concebidos. Es la materia bruta desbaratadora de la inteligencia. Lo que sucede, el mal que se abate sobre todos, acontece porque la masa de los hombres abdica de su voluntad, permite la promulgación de leyes, que sólo la revuelta podrá derogar; consiente el acceso al poder de hombres, que sólo un amotinamiento conseguirá luego derrocar. La masa ignora por despreocupación; y entonces parece cosa de la fatalidad que todo y a todos atropella: al que consiente, lo mismo que al que disiente, al que sabía, lo mismo que al que no sabía, al activo, lo mismo que al indiferente. Algunos lloriquean piadosamente, otros blasfeman obscenamente, pero nadie o muy pocos se preguntan: ¿si hubiera tratado de hacer valer mi voluntad, habría pasado lo que ha pasado?

Odio a los indiferentes también por esto: porque me fastidia su lloriqueo de eternos inocentes. Pido cuentas a cada uno de ellos: cómo han acometido la tarea que la vida les ha puesto y les pone diariamente, qué han hecho, y especialmente, qué no han hecho. Y me siento en el derecho de ser inexorable y en la obligación de no derrochar mi piedad, de no compartir con ellos mis lágrimas.

Soy partidista, estoy vivo, siento ya en la conciencia de los de mi parte el pulso de la actividad de la ciudad futura que los de mi parte están construyendo. Y en ella, la cadena social no gravita sobre unos pocos; nada de cuanto en ella sucede es por acaso, ni producto de la fatalidad, sino obra inteligente de los ciudadanos. Nadie en ella está mirando desde la ventana el sacrificio y la sangría de los pocos. Vivo, soy partidista. Por eso odio a quien no toma partido, odio a los indiferentes.

11 de febrero de 1917

No más pretextos: ¡Apps para ligar!

Cuando era soltera, hace muchos pero no tantos años, era una verdadera aventura conocer a alguien, no había tantas opciones como hoy en día. Sí, ya existía internet no pongan esa cara de “¿Pues hace cuantos años fuiste soltera?” Era por ahí del principio de ESTE milenio. Bueno les decía había internet y varios portales de esos para conocer parejas. Pero no eran muy famosos, ni populares.

La cosa es que no era fácil, cuando decías que querías conocer a alguien te recomendaban ir al gym -¿háganme el favor?- o inscribirte a un curso de algo, artes, cocina o idiomas para ver si ahí conocías a tu media naranja.

Ahora que escucho a mis amigas y más a mis amigos quejarse de que ya no hay donde conocer gente me dan ganas de darles dos zapes y llevarlos de la mano para que no se nos vayan a perder, no me vean feo amigos, pero la verdad es que hay miles de portales y apps que facilitan las cosas –y si no quieren tecnología pues vayan al gym y a los cursos- jejejejeje.

Antes de que les pase la lista para conocer a su enamorado/a les voy a dar unos tips que aprendí en la presentación del programa Clinton Kelly: Amor en línea de Home & Health.

1. La foto de tu perfil, no pongas una foto donde no eres tú, donde te veas falsa o extravagante. Con una imagen donde salgas sonriendo y coqueta es suficiente. Lo primero que ven al entrar a nuestro perfil es nuestra imagen, si quieres conquistar a alguien no necesitas salir con poca ropa o sexy, sólo una imagen casual donde seas tú misma.

2. No pongas lo primero que se te ocurra, ni foto, ni datos al aventón, es preferible tomarte tu tiempo e invertirle unos segundos a tu perfil que hacerlo mal.

3. Tu expresión, sé natural, no exageres. Hay veces que quieres parecer divertida, sexy o timida y se te va la mano con tus expresiones faciales, una sonrisa natural y una mirada coqueta logran más de lo que crees.

4. No los asustes con palabras como “Quiero casarme”, “hijos”, “compromiso”, primero deja que todo tome su curso y se conozcan. ¡No lo quieres espantar antes de tiempo!

5. No mientas sobre quien eres, no hay nada más desagradable que alguien que pone una foto de un Yate para apantallar y llega por ti en bicicleta a la cita. Mejor ser sinceros con quienes somos y cómo somos.

6. Tampoco te avergüences de tu apariencia física y pongas monitos o dibujos para que no te vean. Todos somos hermosos y todos tenemos gustos diferentes. Si no te amas tu primero no encontrarás quien te ame.

Y recuerden que siempre la primera impresión es lo que cuenta, más online.

Después de estos 6 tips básicos para crear tu perfil ya estás lista/o para buscar tu pareja en línea. Estas son las apps más populares y es fácil descargarlas a tu celular.

La número uno es TINDER, es la app del momento. Es tan fácil como ver la foto y si no te gusta darle vuelta a la siguiente persona. Pones lo que buscas –edad, geolocalización, sexo, etc- y vas eligiendo de esa manera. Si tienes suerte y te eligen ya estas listo para chatear y ver si pueden dar el siguiente paso y conocerse.

HAPPN Lo divertido de esta app es que te muestra con quien haz cruzado camino durante
el día, imagina vas al súper, ves un chico guapo y ¡boom! puedes checar en Happn si esta disponible, claro el debe tener la misma app. La base de esta aplicación es la geolocalización, no suena mal, podrías probar.

BADOO Esta no es tan nueva y es muy similar a Tinder, se basa en los like que le vas dando a la gente y si es reciproco pueden empezar a chatear.

KICKOFF todavía no es tan popular y tiene sus riesgos porque es entre amigos –amigos de tus amigos-, es decir, se basa en tus contactos para buscar similitudes, minetras tengan un amigo en común. Lo chido de esta app es que sabes que no te vas a conectar con un desconocido X que ni fu ni fa.

Hay muchas más apps pero no haré esto mas largo, atrévanse y no pongan pretextos, si no quieren estar solos ésta es la respuesta. Feliz 14 de febrero y que esta semana crezca más el amor. Shalalalalala. Bye.

Continue reading “No más pretextos: ¡Apps para ligar!”

Arquitectos de nuestro destino

Mientras escribo esto, pienso en cómo es sabia la vida, cómo nos pone o mejor dicho nos ponemos en situaciones a veces complicadas sin pensar mucho las cosas. Creo firmemente en que realmente terminamos en donde estamos porque es ahí donde debemos estar, sea bueno o sea malo.

En el fondo, conocemos lo que queremos y lo que podemos hacer. No acudimos a pedir trabajo donde sabemos que no damos el ancho, hay veces que vamos con miedo e inseguridades, pero realmente sabemos que somos capaces de triunfar. Yo digo que son metas que nos ponemos solitos.

Sí, nos equivocamos a veces, pero hasta de esos errores aprendemos. Yo admito que he cometido un puñado de ellos en mi vida, sin embargo no solo he aprendido, he crecido como persona, he mejorado, he madurado y me he sentido orgullosa de mi misma, con todo y esos tropezones.

Empecé a contarles todo esto porque les iba a narrar un viaje que hice hace como diez años a Europa sin dinero y practicamente a la aventura. No lo pensé mucho, quería ir a ver a mi amiga, fui a una agencia de viajes (si aún acudía a las agencias de viajes) y compré mi vuelo redondo a Barcelona.

Llegué a Barcelona con tres pesos -literal- en la bolsa, esperando mucho de la hospitalidad de mi amiga, que la verdad es una santa que me recibió en su casa (Gracias Catalina). Después de varios días obviamente ya solo me quedaba un peso de los tres que llevaba y mucho nervio de no saber como sobreviviría.

Yo no sé si tengo un ángel que me cuida, si llamo las cosas con mi mente poderosa, si la energía o qué pero literal me cayó dinero del cielo; un día billetes tirados en el piso, otro día muchos euros abandonados en un cajero (¿ustedes creen?), otro en un sobre y por último un deposito extraño en mi cuenta de ahorros. ¿Por qué? No lo sé, nunca lo sabré. Hasta un señor en un café me regalo unos pesos mexicanos –así los llamo él – quesque porque no sabía qué iba a hacer con ellos, que mejor me los regalaba. Con eso pagué mi taxi en el aeropuerto de la Ciudad de México.

Y recordando esta historia la cual pensaba terminar con un ¡Gracias¡Qué gran y maravillosa suerte tengo! Llegué a la conclusión de que nada pasa al azar, que tenía que hacer ese viaje, y, pareciera que de pronto nos encontramos con situaciones que no tienen salida pero en realidad todo es un trayecto que nos vamos trazando.

Sí, nosotros decidimos nuestra vida, como dice Olsi, somos los arquitectos de nuestro destino. Vamos haciendo caminito en nuestro andar, y yo por lo visto he decidido construir mi destino a base de impulsos internos que me han llevado a ser esta Grace, que esta muy agradecida y feliz con su vida.