La nostalgia de una carta

Leí el tema correos y me quedé pensando en que ya nunca enviamos correos a direcciones postales, claro para qué gastar, sentarse a escribir a mano o perder el tiempo en ir a depositarla al buzón, cuando ya todo lo tenemos a nuestro alcance inmediato; en el celular o en la computadora.

No sé si seré yo pero los correos cada vez pierden más valor sentimental, me refiero a los e-mails, mandas tantos y te llegan tantos que ya es algo natural, algo que no tiene nada de especial. Y no iba a hablar de esto, pero no son solo los correos es la velocidad en que ahora vivimos nuestras vidas.

Todo pierde significado, y lo que no debería tenerlo es lo más valioso para las nuevas generaciones, bueno también para las viejas –y no me refiero a mi porque yo estoy joven- pero de esto no voy a escribir.

Antes cuando recibías una carta -de hecho ya nadie les llama cartas- te emocionabas. Yo tuve la fortuna de vivir en Canadá un tiempo y para mi lo más valioso eran esas cartas que me escribían mi familia y amigos. Eran lo que me mantenían fuerte cuando la tristeza y la soledad atacaban.

Tal vez me he puesto sentimental pensando que todo se esfuma, todo lo digital parece intocable y vacío. Me hace pensar en la fotografía y cómo se ha vuelto algo tan mecánico, no queda nada de lo artesanal, un día existe la imagen y el otro desaparece con un simple botón.

Yo sigo conservando miles de negativos en mi closet “mi archivo fotográfico”, ¿que si va a servir de algo? No lo sé, es la melancolía que no me deja desapegarme de ellos. Tal vez si los destruyo o los depuro será como si nunca pasó, nunca estuve en esos lugares, nunca tomé esas fotografías.

Nostálgica, así me pongo, quiero que las cartas regresen, con los besos reales no de emoticones, las fotografías tomadas con negativo, reveladas en el cuarto obscuro, las risas al velar un rollo, el olor a químicos en mi ropa. Quiero que todo sea más real y menos efímero.

Quiero tocar y sentir.

Pero sé que el tiempo no se detiene así que seguiré dando vueltas y rodando con las nuevas tecnologías y tal vez algún día alguien me pida mi dirección y me llegue una carta a mi buzón.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s