Yo me quiero.. creo

Una cosa es que yo coma mal, otra la responsabilidad que tengo como mamá. A veces por no decir siempre me estreso por la alimentación de mi hijo, me preocupa si le estoy dando lo necesario para su desarrollo. Tengo tanta información a la mano que ya no se si lo estoy haciendo bien. Que si la salchicha es mala, que si el jamón da cancer, que las chucherías matan, que jugos no, que huevo tampoco, que evita la soya, que los jugos Ades no se que y así mil y un cosas que nos hacen mal. Imaginen mi nivel de estrés. ¡Fatal!

Creo que a veces investigamos de más y en los lugares menos propicios, cuando –por lo menos en México– la tenemos más fácil con tanta variedad de alimentos y una gama de opciones de donde elegir para alimentar a nuestros pequeños. Es tan sencillo como elegir un alimento de cada grupo alimenticio al día para tener una dieta completa, elegir alimentos no procesados, evitar azucares y comer lo adecuado para tú edad.

Por ejemplo, si no nos escandalizamos de todo lo que leemos, podemos ir al súper a comprar frutas, verduras, leguminosas y algún alimento de origen animal como carne, pollo o pescado y sumarle una cantidad limitada de cereales, pan o productos que contienen harina –recuerden que hay que ser muy precavidos– no se trata de sufrir simplemente cuidar lo que comemos, un pan o un dulce una vez a la semana o si se puede menos mejor. ¡Y taraaaaan tenemos una alimentación balanceada!

Investigando sobre alimentación me topé muchos consejos en la pagina de Sedesol y me di cuenta que debemos tomar lo bueno y aprender que nuestro país nos ofrece una variedad de opciones saludables, pero sobre todo que estamos del otro lado en lo que a alimentación se refiere por que nuestra diversidad de platillos nos permite mantenernos sanos y fuertes.

Mucha de la comida típica mexicana contienen ingredientes de los distintos grupos, por ejemplo puedes hacer unas enfrijoladas (frijol y maíz) sin freírlas mucho en el aceite (porfa) para evitar grasas que no son bien recibidas por nuestro organismo y acompañarlas con un jugo natural hecho en casa. Tons aprovecha los beneficios de la cocina mexicana y seguro tus hijos lo agradecerán. Puedes hacerle unos huevos a la mexicana, unas enchiladas de pollo o un arroz con leche.

Lo que si es importante evitar, es la sal y el azúcar, solo utilízalos para sazonar o endulzar cuando sea estrictamente necesario. También sácale la vuelta a los refrescos o jugos procesados porque contienen demasiada azúcar y ni se diga las frituras, eso no, no no. Bueno eso recomiendo yo que no soy nutriologa, pero diario me esfuerzo por buscar cosas que ayuden al crecimiento de mis hijos.

Así que no esta tan difícil. Yo digo que no nos asustemos y solo seamos conscientes de todo lo bueno que tenemos a la mano, que no satanizemos ningún alimento –ok, algunos si-, que nos midamos en nuestros gustos culposos y cuidemos de nuestra salud y la de nuestros pequeños.

Quiéranse tantito, digo, me voy a querer más.

Anuncios

¿Qué hago con mi hijo en casa todo el verano?

Llegó el verano y con eso las vacaciones de los hijos, ¿y qué hacemos con ellos en casa? porque ellos están de vacaciones y nosotros continuamos con la misma rutina de siempre. La vida no se detiene para los adultos, pero sí nos entra el pánico de qué hacer para poder malabarear actividades infantiles con trabajo.

Y bueno, yo soy partidaria de los cursos de verano, aunque tenga mis dudas, porque digo, salen de una escuela para entrar a otra. ¡Si! ya sé que los cursos de verano son todo lo contrario a los escolares pero igual siento que les robo parte de sus vacaciones.

Este año encontré muchísimos, desde arte hasta deportes. Pero decidí no elegir el curso por mí misma, creo que si ya tengo cargo de conciencia porque seguirá en clases, por lo menos que él decida qué quiere hacer. Y bueno, obviamente prefirió continuar con sus clases de fútbol. Yo lo hubiera metido a algo más artístico como fotografía (rían aquí) el niño no quiso ser como su madre.

En mi delegación, que es la Benito Juárez, hay opciones deportivas suficientes. Si eso es lo que buscan Kindergym tiene un curso para pequeños de uno a seis años de edad, cuenta con pre-ballet, karate, tennis y futbol. 

Sportium, brinda servicios deportivos y actividades para peques mientras tú estás haciendo ejercicio él está en clases divertidas y deportivas. Este es para las mamás más sporty. 

Si lo que quieres es futbol, la Escuela del Atlético en Félix Cuevas también tiene un programa muy completo para niños desde los 3 años hasta los 16. 

Para Natación esta la Acuática Nelson Vargas o el Sport World, ambas cuentan con cursos especiales en esa área para pequeños durante el mes de julio.

Y si quieres una mezcla de actividad física con aprendizaje el Parque Ecológico El Batan tiene cursos para niños de tres a diez años de edad. Las actividades en el programa son: disciplinas deportivas, artísticas, de educación ambiental, tiempo de esparcimiento y recreación, creativo y de convivencia.

Estas son las opciones para niños inquietos que aman el deporte o estar constantemente en movimiento. Seguramente por donde tú vives hay miles de opciones, les dejo esta página donde encontraran cursos dependiendo en su zona.

Y no olvides que la alimentación es la base para que pueda desarrollar al cien sus cursos este verano. Mándalo con un lunch que contenga: una proteína, ya sea un sándwich de atún o jamón. Una bebida, puede ser un cuartito de lechita de chocolate Lala, dicen los expertos que la leche con chocolate es importante para la recuperación de la energía, ya que ayuda a la hidratación, es fuente de proteína, contiene carbohidratos para fortalecer músculos y recupera vitaminas. Y un postre de su elección.

Ahora sí, listos para el verano y también listos para empezar a planear la ida a la playa.