El niño que le arruinó la navidad a mi hijo

Hace unos días llegó mi hijo preocupado y preguntando si Santa existía, y yo me quedé con cara de ¿what?, inmediatamente respondí que “claro que sí”. Esto de la existencia del Sr. Clause es todo un tema, se que hay mamás a las que no les late decirle a sus hijos que hay un señor panzón que entrega regalos en una sola noche, que unos renos vuelan y que entra por la chimenea y claro, esto es, si los pequeños se portaron bien o no.

Pero yo respeto y digo, bueno cada quien festeja o cree en lo que quiere, yo si soy pro Santa Claus, me encanta la idea de la ilusión, de la imaginación y del espíritu navideño.Y bueno veo que la mayoría de las mamás también participan de esta tradición navideña.

Más allá de si es Santa o los Reyes o el festejo del nacimiento del niño dios,  estas fechas ya son una tradición en todo el mundo, pero me estoy desviando del tema principal. La semana pasada mi hijo estaba muy preocupado, y ¿cómo no lo iba a estar?, aún es pequeño (va en segundo de primaria) y casi todos sus compañeros creen en el gordo bonachón.

Pero no falta el niño malhora que quiere verse muy cool o grande y arruinarles el momento, y a mi hijo le toco uno, pues así llegó “Juanito” (para no decir el nombre real) y les dijo que pues Santa era mentira, obvio fue un drama para los que lo escucharon.

Yo no se que les dijeron a los demás niños en sus casas pero yo le dije que ese niño no sabía nada y que si existía Santa. En ese momento pase del enojo a la frustración a la desesperación en segundos. Quería llamar a la mamá para decirle que hablara con el niño, luego quería regañar al niño chismoso, luego sentí pena por que el niño perdió la ilusión, luego me volví a molestar, todos los sentimientos juntos sin saber que decir.

Pensé en el porque los papás del niño no hablaron con el, pensé que nadie le explico lo que es la empatía, que no debía de decir nada, que sus compañeros aún creían. Pero al final entendí que niños así habrá siempre y que yo a quien debo proteger es a mi pequeño y no solo de este tipo de comentarios que les rompen el corazón, sino de los pequeños que van por ahí haciendo maldades.

Así que nos sentamos a hablar del tema, a buscar la manera de tranquilizarlo y resolver sus dudas, hablando y hablando, pero sobre escuchando lo que sentía para acompañarlo en su confusión y dudas.

Mis amigas me dijeron que le dijera que si ese niño no creía en Santa era porque se portaba mal y a el no le traía regalos, la neta, lo iba a hacer pero el corazón no me dejo y mejor ya no le dije nada más.

Por si estaban con el pendiente, al final Bruno y yo llegamos a la conclusión de que si existe, sino ¿cómo entrega tantos juguetes en una misma noche?.

Y mamás please, porfa, hablen con sus peques si es que no creen en Santa.. esta petición es a manera personal. Gracias.

Anuncios

¿Soy buena mamá?

câlin entre mère et fille sur la plage

El fin de semana pasado estuvimos en el Master BBmundo escuchando a muchos especialistas, una de las conferencias que más me gusto fue la de Vidal Schmill de Escuela Para Padres, su plática se titulaba “¿Soy buena mamá o papá?” e inmediatamente puse atención para saber si estaba haciendo las cosas bien -emoticón de angustia aquí por favor-.

Todas las mamás queremos lo mejor para nuestros pequeños pero siempre tenemos esa dudita sobre si lo estamos haciendo bien o mal. Por ejemplo nos autoflagelamos si hicimos algo que estuvo mal (porque somos expertas para sentirnos culpables) cuando nos equivocamos, gritamos o nos desesperamos o viceversa para darnos palmaditas de reconocimiento solo porque queremos mucho a nuestros hijos y pensamos que con eso basta.

En esta conferencia Schmill nos planteaba tres puntos para guiarnos y saber si lo estamos haciendo bien o no:

  1. Que mi hijo sea una persona de bien, es decir ética, una persona que tenga criterio para tomar decisiones constructivas, no que sea un ser humano perfecto, eso no existe, simplemente una persona que se ponga parámetros que construyan más que destruyan. Hablaba de la calidad humana que el pequeño va a tener en un futuro. Y esto se logra educando el carácter. Una manera de formar su carácter es enseñarle a ser empático, persistente, siempre reafirmarle tú amor incondicional y sobre todo ayudarlo a ser autosuficiente. Que el niño se sienta capaz para resolver aspectos de su vida; eso es construir autoestima, no adular a tus hijos sino permitirles que resuelvan los problemas de su edad.
  2. Otro aspecto importante es darle herramientas para desarrollar vínculos y habilidades sociales, que sea una persona que sepa establecer contacto con los demás. Para lograr esto debemos trabajar en fomentar en el manifestaciones de afecto, cooperación en casa, saber hacer y conservar amigos y manejo de conflictos. El conflicto es deseable en las familias dice Schmill, si así como lo leen, enfrentarlo y manejarlo es clave, eso nos va a llevar a la verdadera paz. La violencia es derivada de no saber manejar bien los conflictos. Manejar bien los conflictos es aprender a negociar, a ceder, a exigir, a saber decir hasta donde no y hasta donde si.
  3. Por último que el pequeño tenga un significado y sentido de vida. No enseñarlo a que la vida lo lleve, sino que tu hijo pueda desarrollar un proyecto de vida. Un proyecto de vida se basa en aprovechar el talento que tiene y por otro lado lo que lo apasiona. Debemos estar pendientes de fortaleces sus talentos, estimularlo ya sea con deportes, artes, gastronomía, (darle muchas opciones y que experimente para descubrir lo que más le gusta), pero sin obsesionarnos ni sobre estimularlo. Que tenga pasión por lo que hace, que sea creativo pero sobre todo que disfrute y goce lo que esta realizando.

Al final como conclusión nos dejo una frase de Sigmund Freud que engloba todo lo que nos dijo para tener un resultado óptimo en la educación que damos a nuestros hijos; “Preparar a una persona para que AME BIEN Y TRABAJE BIEN”, es decir alguien que al final con todas estas herramientas será un ser humano independiente, capaz y feliz.

Save the children

Hay muchas cosas que me llegan al corazón, sobre todo las que tienen que ver con niños sufriendo en este mundo. Veo que estamos destruyendo nuestro mundo de veinte mil maneras, pero cuando se trata de pequeños se me parte el corazón aún más por eso les comparto este texto y esta iniciativa de Save The Children para que juntos nos unamos a ayudar para salvar la vida de muchos inocentes.
Basicamente Save The Children ha construido un barco para los niños que naufragan en las aguas de distintos puntos del mundo, pero para poder solventar esta iniciativa necesitan donaciones de la gente para poder mantener estos barcos. Esto datos los encuentran en la página de dicha organización pero se los comparto, al final les dejo la liga al sitio para que se animen a aportar a esta causa.

1 de cada 37 personas que cruzan el Mediterráneo están muriendo ahogadas.

Desde Save the Children, lanzamos un barco para rescatarles y salvarles del peligro que están sufriendo.

Ayúdanos a salvar vidas en el mar

  • Más de 3,000 personas se han ahogado en el Mediterráneo en lo que va del año.
  • Del 2015 a la fecha, el número de niñas y niños intentando cruzar a Italia ha incrementado en más del 60%.
  • Save the Children se moviliza para buscar, rescatar y salvar a los migrantes que cruzan el Mediterráneo en embarcaciones inseguras.

1 de Septiembre de 2016: La guardia costera italiana está al borde del colapso y han pedido ayuda para seguir salvando vidas. En este contexto la organización humanitaria Save the Children operará un barco de salvamiento con servicios especiales para niñas y niños a bordo. Especialistas altamente cualificados y entrenados están listos para buscar y rescatar niñas, niños y familias que se encuentren a la deriva entre Italia y Libia.

A bordo se les proveerá agua, alimentos, artículos de higiene, atención médica de emergencia y un espacio seguro donde puedan jugar, descansar y empezar a recuperarse del horror que han vivido.
El equipo del barco contará con un paramédico, un médico, un enfermero además de especialistas que puedan dar apoyo psicológico necesario a los niños y niñas para que puedan hacer frente a las experiencias traumáticas que han vivido y empezar a volver a ser niños. Esta atención psicológica es una de las especialidades de la organización en contextos de emergencia sea cual sea el país y las causas de la misma.

TW_ilustraciones2.jpg

El objetivo de Save the Children es poder rescatar y salvar a unas 20,000 personas en riesgo de morir ahogadas en los próximos 15 meses. En este sentido, Save the Children hace un llamado para que cada individuo pueda sumarse a esta causa. 100 pesos hacen la diferencia, aquí las equivalencias en apoyo según el monto de la donación:

equivalencia_donacion_web.jpg
A un año del fallecimiento del niño Aylan, cuya foto de su cuerpo tendido en una playa boca abajo dio la vuelta al planeta, Save the Children hace un llamado contra el olvido y la indiferencia, los niños y niñas que están en el mar necesitan nuestra ayuda.

Juntos podemos devolverles la seguridad que en sus países les ha sido arrebatada.

Dona en ventanilla o transferencia electrónica de Banamex.

En pesos a la cuenta 7607433 en Banamex a nombre de Save the Children México, sucursal 349
En Dólares a la cuenta 9349075 en Banamex a nombre de Save the Children México, sucursal 349

Transferencia electrónica interbancaria.

Depósito en pesos a la cuenta
CLABE Interbancaria: 0021 8003 4976 0743 39 en banmex a nombre de Save the Children México.

Depósito en dólares a la cuenta
CLABE Interbancaria: 0021 8003 4993 4907 50 en banmex a nombre de Save the Children México.

Para más información aquí.

La seguridad primero

Soy de las mamás que cuando maneja le preocupa todo, todo me refiero a la seguridad de mis hijos y claro la mía también. En esta ciudad donde todo es un caos o mejor dicho donde cada quien hace lo que quiere es inevitable preocuparse por los accidentes.

Cuando era más chava, y mi papá me enseñó a manejar (cosa que no fue fácil puesto que me gritaba al oído “frena, frena, frena”) lo primero que me dijo fue que un buen conductor no era el que manejaba rápido sino aquel que anticipaba lo que el otro iba a hacer gran consejo para los que vivimos en la CDMX.

Ahora que tengo hijos estoy siempre queriendo anticipar cualquier incidente. Con el pequeño la regla es clara, cinturón de seguridad en todo momento, no importa que vayamos a la esquina el cinturón se pone. Tip para las mamás: el cinturón siempre debe ir por la cintura y cruzar el pecho, nunca en el cuello, y si son menores de 12 años sieeeeempreeee van atrás, no hay lugar más seguro para los niños que los asientos traseros.

Eso es con el chiquito porque el hijo adolescente está en la etapa en que ya quiere y bueno debe manejar. Ha sido un paso difícil de dar porque temo que le pase algun accidente pero como siempre digo es hora de soltar y dejarlo emprender vuelo (lloro solo de escribirlo).

Por suerte la semana pasada nos prestaron un Chevrolet Malibu y trae la más avanzada Tecnología totalmente nueva en el mercado que permite a los padres monitorear las estadísticas de conducción de sus hijos, como velocidad máxima, alertas de precaución y más. Claro yo debo enseñarle a prevenir, a respetar las señalizaciones, las reglas de tránsito y sobre todo al peatón. No queremos que se lleve a algún cristiano.

La cosa es que tengo miedo y a la vez emoción. Confianza en él y desconfianza en los demás. Me siento nerviosa y orgullosa. Es decir soy un manojo de incongruencias (ya sabemos, típicas de las mamás), pero es hora de dar este paso y adelante.

Cuando de los autos y los hijos se trata solo queda disponer de todas las herramientas de seguridad que podamos y esperar que nunca se nos atraviese un loco despistado en esta ciudad.

Papá es el consentido

Pues si, se me apachurra el corazón al aceptarlo pero así es, y me da gusto y me frustra y me da de todo, hasta ronchas me salen, ok no, pero si. ¿Qué difícil aceptar lo que nos gusta y no nos gusta.. y nos hace ser incongruentes?

En mi casa, mi hijo ya lo confesó y no solo lo confesó una vez, lo tiene claro y me lo dice. Y yo me pregunto ¿todo lo que hago diario en esta casa no le basta?. En mi casa la que lo lleva al futbol soy yo, la que lo recoge de la escuela, la que lo acompaña a comer, a hacer la tarea, revisa que todo este listo, sus libros, su uniforme, la que va a las juntas escolares, la que juega en el patio con el, la que lo lleva con los amiguitos, desayuna con las mamás, va al parque de diversiones, organiza salidas divertidas, ¡yo!, ¡yo!, ¡yo!, ¡yo!, así es: mucho ¡YO!.

Y quiero aclarar que no es que el papá no haga cosas, el hace mucho y todo lo que puede, como lo dije en un post anterior es mi héroe (casi superhéroe) pero muero de celos, ok no muero de celos, me encanta que así sea pero si quisiera ser la “number one” de mi hijo.

Y le pregunto a el ¿qué es lo que tú papá hace que yo no haga? y me encanta su respuesta “Juega a las luchitas conmigo”, se me derrite el corazón y muero de ternura, claro, el es más divertido y le brinda muchas cosas que yo no puedo, cuando llega de trabajar le da tanto amor que ambos desbordan de miel el uno por otro. Amo sus juegos, hace distintas voces cuando cuenta un cuento, le inventa personajes increíbles a las historias, sabe de ciencia y de esas cosas que a mi no se me dan y les encantan. Y sobre todo se abrazan siempre como si fuera el último abrazo del planeta.

Es cuando en vez de querer ser la número uno, doy gracias por tener este gran papá para mis hijos, este hombre cariñoso y entregado y ver esa unión maravillosa que tienen. En fin, acepto que cada quien tiene su personalidad  y esas diferencias nos hace ser un súper equipo y nos convierte en mejores padres, cada quien aporta y todo es bueno (seguiré siendo la de los regaños y exigencias en la casa, pero también soy rete divertida -rían aquí-).

Así que apúrate papá que Bruno te espera con ansias para compartir su día contigo. Corre, corre a casa.

Mis héroes

Cuando hablamos de héroes solemos pensar en personas que han dejado una huella en la humanidad, Gandhi, Martín Luther King, Nelson Mandela o hasta superhéroes de películas como Iron Man o el Hombre Araña.

Si me preguntan quienes son mis héroes es muy sencillo, mis héroes son de la vida real, del día a día, de lo cotidiano, de diario. Ellos son mis hombres: mi esposo y mis hijos.

Las batallas de la vida las lucho junto a ellos, mi esposo siempre solidario, siempre apoyándome en mis aventuras y en mis locuras. Me entiende cuando estoy cansada, estresada y agobiada por los problemas simples de la rutina familiar.

Efra siempre resuelve hasta los más pequeños detalles. Y nada es menor, porque lo importante no es lo que aporta económicamente, sino el apoyo emocional, yo no podría estar con alguien controlador, macho o dominante. Estoy con un hombre honesto, cariñoso y empático.

Amo que me cuida, que me inspira a ser mejor persona y a luchar por mis sueños, así de cursi, cada idea o locura que quiero hacer ahí está motivándome y echándome porras para no titubear, levantando mi ánimo, aunque no me lo crea siempre me dice que soy la mejor, ¿cómo no amarlo? ¿cómo no ser mi héroe?

Y mis dos hermosos hijos, mi inspiración diaria, mi motor para ir siempre por más, mi fuerza en lo difícil. Ellos no me dejan rendirme nunca, al verlos, su luz y su alma pura me llenan de vida y no hay batalla que no pueda vencer.

Su amor y su cariño diario me rebasan y me maravillan. No sé ni cómo describirlo, va más allá de todo. Los admiro tanto, en verdad soy la madre más afortunada de tener estos dos pequeños seres que diario me enseñan de honestidad, sinceridad, entrega, amor, pasión  y nunca dejan de sorprenderme.

Ellos tres, mis grandes héroes, ellos vuelan más alto que Superman, son más fuertes que Batman y me inspiran más que Juana de Arco, ¿qué les digo?  no tengo más que palabras de agradecimiento.

Los amo.

El mejor estuche

Como cuidamos nuestro cuerpo de igual manera es sumamente importante cuidar nuestro medio ambiente, aparte de no contaminar, no tirar basura y no desperdiciar agua y electricidad debemos de tratar de reciclar los materiales que usamos todos los días.

Como mamás hay muchas cosas que usamos diario a las cuales les podemos dar un rehuso, por ejemplo en casa que siempre tomamos leche podemos reciclar la caja de tetra pack para hacer un estuche escolar, así también ahorramos un dinerito ahora que los niños regresan a la escuela. Así matamos dos pájaros de un tiro. ¿Cual matamos dos pájaros de un tiro? Matamos tres.

  1. Ahorramos, ponemos limite al gasto y hacemos un estuche a nuestro gusto y lindo para nuestros niños (chequen abajo, para ver como). Esta semana de compra de útiles casi se me cae la cara de lo caro de ciertas cosas, de verdad que es un mega esfuerzo económico mandar a los niños a la escuela con veinte mil útiles escolares que les piden, ya ni hablemos de libros, inscripción y uniformes.
  2. Cuidamos el medio ambiente y no generamos más basura. Creo que es súper importante enseñar a nuestros hijos a cuidar el medio ambiente, ahora que estuvimos viendo los juegos olímpicos Bruno hizo muchas preguntas al respecto, yo aproveché cualquier oportunidad para hablar del tema y explicarle lo que esta pasando, ya no es suficiente solo con los cuidados que tenemos los adultos hay que trasmitirles a los pequeños el mensaje para que las generaciones siguientes respeten el medio ambiente.
  3. Y nuestros pequeños crecen sanos tomando su vaso de leche al día, aparte de reciclar el tetrapack le ofrecemos una alimentación sana a los niños. La semana pasada leí un artículo de The Telegraph sobre los beneficios de la leche y me puso pensar que si incluyo en el lunch de mi hijo un cuartito de leche Lala es mejor que chucherías. Porque aparte de que le gusta y lo deja satisfecho, lo ayuda a recuperar su energía como ningún otro alimento.

Paso 1. Abres tu tetrapack y lo aplastas.

thumbnail_IMG_6865 thumbnail_IMG_6864

Paso 2. Le cortas las orillas.

thumbnail_IMG_6866

Paso 3. Le cotas por un lado, donde termina el letrero de Lalathumbnail_IMG_6867

Paso 4. Mides el papel y lo recortas para forrarlo como si fuera libro.

thumbnail_IMG_6868 thumbnail_IMG_6869

Paso 5. Le pones doble papel en los lados para reforzar que no se salgan por ahí los lápices y ya lo forras todo junto con cinta adhesiva.

thumbnail_IMG_6870 thumbnail_IMG_6873

Paso 6. Después pones cinta adhesiva en sentido contrario del papel para que pegue con el otro lado del estuche, pones doble cinta para que no se abra fácilmente y al final le recortas el papel sobrante como en la imagen.

thumbnail_IMG_6874thumbnail_IMG_6875

Paso 7. Decoras con calcomanías a tu gusto, y si quieres pones el nombre de tu niño en la parte superior, también pueden dibujar sobre el papel. Te recomiendo que el haga la decoración para que sea más divertido.

thumbnail_IMG_6876

Si quieres que sea más duradero tu estuche, lo puedes hacer de tela o forrar con plástico adhesivo.

No desaprovechen esta idea de estuche hecho en casa y sigan mis consejos.

Ahora ya empezaré a ser una Cositas cualquier, a ver como me va. Ustedes me dirán.

Mamá stalker

(Todas las mamás necesitamos asistencia psiquiátrica cuando nuestros hijos entran a la adolescencia, ahora les explico).

Querido Doc:

Debo confesarme culpable, si, caí en las garras de la aprehensión y la locura materna. Cuando mi hijo tenía como 14 años me pidió ir con sus amigos al parque y a casa de uno de los niños. Yo y otra mamá igual de aprehensiva les dijimos que claro que si, porque entendemos que los niños perdón chavos necesitan libertad y ser autosuficientes.

Así que los dejamos que fueran ellos “solos” y se sintieran cual aves libres de hacer lo que quisieran pero solo en esos 300 metros cuadrados, ok, eran dos cuadras máximo. Se fueron y nosotras hicimos lo peor del mundo: seguirlos. ¡Si! así es, íbamos detrás de ellos entre coches y arbustos vigilándolos. Como espías de los cincuentas con nuestros lentes oscuros, no saben pero entre nervios y pena, moríamos de la risa (escúchese aquí música de Misión imposible), cuando ellos volteaban hacía donde nosotras estábamos nos aventábamos debajo del coche (solo nos falto rodar y saltar obstaculos).

Ahora que lo cuento muero de risa, porque de verdad parecíamos locas siguiéndolos, debo aclarar que solo los vigilamos como 30 minutos luego ya entendimos que no era necesario. Pero el problema real de esto radica en que no sabemos desprendernos de nuestros pequeños cuando ya no son nada pequeños.

Ayer cuando se lo contaba a unas mamás me parecía increíble como había hecho eso. Me preguntaba si todas las mamás son igual de preocuponas y se les queda el corazón en la mano cuando deciden ya dejar a los hijos irse por ahí sin el cobijo tan cálido y amoroso que les brindamos.

Y bueno, descubrí que si, que muchas estamos igual. Una contaba como se hizo la fuerte cuando su pequeña tomo el primer avión sin ella. Como se quedo con el sentimiento en la solapa al ver a su hija irse sola como si ya fuera un adulto.

Yo he aprendido que es importante que EL solo tome sus decisiones (parece como si esto no fuera una decisión) pero si lo es, el ya sabe o debe saber si es seguro ir a X o Y  lugar, con quien va, que va a hacer y si es algo correcto. Yo como madre debo confiar en el y confiar en que todo lo que le he enseñado y explicado durante tanto tiempo han dejado huella y el hará decidirá por la mejor opción.

Y solo tiene 17 años, no quiero pensar cuando ya se vaya de la casa, cuando se mude a otra ciudad, cuando sea padre y entonces el viva todo este calvario de preocupación que vivimos las mamás.

Yo solo soy una mamá neurótica y aprehensiva que esta aprendiendo sobre la marcha a acompañar y guiar a mis hijos. Así que no me juzgue doc.

Yo me quiero.. creo

Una cosa es que yo coma mal, otra la responsabilidad que tengo como mamá. A veces por no decir siempre me estreso por la alimentación de mi hijo, me preocupa si le estoy dando lo necesario para su desarrollo. Tengo tanta información a la mano que ya no se si lo estoy haciendo bien. Que si la salchicha es mala, que si el jamón da cancer, que las chucherías matan, que jugos no, que huevo tampoco, que evita la soya, que los jugos Ades no se que y así mil y un cosas que nos hacen mal. Imaginen mi nivel de estrés. ¡Fatal!

Creo que a veces investigamos de más y en los lugares menos propicios, cuando –por lo menos en México– la tenemos más fácil con tanta variedad de alimentos y una gama de opciones de donde elegir para alimentar a nuestros pequeños. Es tan sencillo como elegir un alimento de cada grupo alimenticio al día para tener una dieta completa, elegir alimentos no procesados, evitar azucares y comer lo adecuado para tú edad.

Por ejemplo, si no nos escandalizamos de todo lo que leemos, podemos ir al súper a comprar frutas, verduras, leguminosas y algún alimento de origen animal como carne, pollo o pescado y sumarle una cantidad limitada de cereales, pan o productos que contienen harina –recuerden que hay que ser muy precavidos– no se trata de sufrir simplemente cuidar lo que comemos, un pan o un dulce una vez a la semana o si se puede menos mejor. ¡Y taraaaaan tenemos una alimentación balanceada!

Investigando sobre alimentación me topé muchos consejos en la pagina de Sedesol y me di cuenta que debemos tomar lo bueno y aprender que nuestro país nos ofrece una variedad de opciones saludables, pero sobre todo que estamos del otro lado en lo que a alimentación se refiere por que nuestra diversidad de platillos nos permite mantenernos sanos y fuertes.

Mucha de la comida típica mexicana contienen ingredientes de los distintos grupos, por ejemplo puedes hacer unas enfrijoladas (frijol y maíz) sin freírlas mucho en el aceite (porfa) para evitar grasas que no son bien recibidas por nuestro organismo y acompañarlas con un jugo natural hecho en casa. Tons aprovecha los beneficios de la cocina mexicana y seguro tus hijos lo agradecerán. Puedes hacerle unos huevos a la mexicana, unas enchiladas de pollo o un arroz con leche.

Lo que si es importante evitar, es la sal y el azúcar, solo utilízalos para sazonar o endulzar cuando sea estrictamente necesario. También sácale la vuelta a los refrescos o jugos procesados porque contienen demasiada azúcar y ni se diga las frituras, eso no, no no. Bueno eso recomiendo yo que no soy nutriologa, pero diario me esfuerzo por buscar cosas que ayuden al crecimiento de mis hijos.

Así que no esta tan difícil. Yo digo que no nos asustemos y solo seamos conscientes de todo lo bueno que tenemos a la mano, que no satanizemos ningún alimento –ok, algunos si-, que nos midamos en nuestros gustos culposos y cuidemos de nuestra salud y la de nuestros pequeños.

Quiéranse tantito, digo, me voy a querer más.

¿Qué hago con mi hijo en casa todo el verano?

Llegó el verano y con eso las vacaciones de los hijos, ¿y qué hacemos con ellos en casa? porque ellos están de vacaciones y nosotros continuamos con la misma rutina de siempre. La vida no se detiene para los adultos, pero sí nos entra el pánico de qué hacer para poder malabarear actividades infantiles con trabajo.

Y bueno, yo soy partidaria de los cursos de verano, aunque tenga mis dudas, porque digo, salen de una escuela para entrar a otra. ¡Si! ya sé que los cursos de verano son todo lo contrario a los escolares pero igual siento que les robo parte de sus vacaciones.

Este año encontré muchísimos, desde arte hasta deportes. Pero decidí no elegir el curso por mí misma, creo que si ya tengo cargo de conciencia porque seguirá en clases, por lo menos que él decida qué quiere hacer. Y bueno, obviamente prefirió continuar con sus clases de fútbol. Yo lo hubiera metido a algo más artístico como fotografía (rían aquí) el niño no quiso ser como su madre.

En mi delegación, que es la Benito Juárez, hay opciones deportivas suficientes. Si eso es lo que buscan Kindergym tiene un curso para pequeños de uno a seis años de edad, cuenta con pre-ballet, karate, tennis y futbol. 

Sportium, brinda servicios deportivos y actividades para peques mientras tú estás haciendo ejercicio él está en clases divertidas y deportivas. Este es para las mamás más sporty. 

Si lo que quieres es futbol, la Escuela del Atlético en Félix Cuevas también tiene un programa muy completo para niños desde los 3 años hasta los 16. 

Para Natación esta la Acuática Nelson Vargas o el Sport World, ambas cuentan con cursos especiales en esa área para pequeños durante el mes de julio.

Y si quieres una mezcla de actividad física con aprendizaje el Parque Ecológico El Batan tiene cursos para niños de tres a diez años de edad. Las actividades en el programa son: disciplinas deportivas, artísticas, de educación ambiental, tiempo de esparcimiento y recreación, creativo y de convivencia.

Estas son las opciones para niños inquietos que aman el deporte o estar constantemente en movimiento. Seguramente por donde tú vives hay miles de opciones, les dejo esta página donde encontraran cursos dependiendo en su zona.

Y no olvides que la alimentación es la base para que pueda desarrollar al cien sus cursos este verano. Mándalo con un lunch que contenga: una proteína, ya sea un sándwich de atún o jamón. Una bebida, puede ser un cuartito de lechita de chocolate Lala, dicen los expertos que la leche con chocolate es importante para la recuperación de la energía, ya que ayuda a la hidratación, es fuente de proteína, contiene carbohidratos para fortalecer músculos y recupera vitaminas. Y un postre de su elección.

Ahora sí, listos para el verano y también listos para empezar a planear la ida a la playa.