Tiempo, no te detengas

No quiero ser esclava del tiempo. Tampoco quiero detener su paso.   Él, no tiene paradas. Él es implacable. Corre si lo dejas.   Pasó junto a mí, me alcanzó. Me tomó por los brazos y me arrastró.   No me ve a los ojos. Yo lo veo a él.   Retengo su esencia con... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑