Una escapada romántica a Puebla

38714432_2056557627988965_1199808176518594560_n

Sin duda Puebla es uno de mis estados preferidos, su historia es impresionante, su arte, sus sitios arqueológicos, encuentras prácticamente de todo y lo mejor que queda súper cerca de la Ciudad de México. Así que el Efra y yo decidimos lanzarnos a explorar y romancear, una escapada el y yo solos porque siempre se necesita para alimentar el alma y el amor en pareja.

¡Ay ya me puse súper cursi! Ya me conocen como soy. Pues madrugamos para llegar temprano, desde la Ciudad de México se hacen dos horas aproximadamente, si quieren aprovechar el día salgan por lo menos a las 7 am. Nosotros llegamos como a las diez de la mañana al hotel Presidente Intercontinental de Puebla y después de instalarnos y descansar un poco bajamos a comer a la Cocina de los Ángeles para probar el tradicional mole poblano y las famosas chalupas. ¡Deli!

IMG_0906Porque íbamos en plan romántico, nos subimos a descansar otro rato a la habitación, ¿por qué no? ¿verdad?, para después bajar al Spa del hotel y probar su especialidad; el masaje de cuarzos calientes, obvio me quede dormida súper agusto, ya no me quería levantar de ahí, casi me sacan con grúa, ¡osh! para que me recuerdan, ya me quiero regresar de nuevo.. buuuaaaaa.

Total que regresamos a la habitación y teníamos cena privada en nuestro cuarto, ¿así o más romántica la cosa?, fue una experiencia súper diferente y especial. La cena mega deliciosa, musiquita y un ambiente privado solo para nosotros dos.

Al día siguiente, ahora si super relajados nos fuimos a recorrer la ciudad. El concierge del hotel, Alejandro Andrew nos armo el plan perfecto -si van, pregunten por el para que los ayude, es un tipazo-. Primero fuimos al Fuerte de Loreto y Guadalupe, escenarios de la famosísisisma batalla del cinco de mayo. después a La Biblioteca Palafoxiana que tiene una colección de 45 mil libros, de ahí pasamos a la catedral y admiramos su cúpula que tiene una altura de 56 metros. Luego brincamos a la famosa Pasita un mini local/bar que tiene una receta secreta y se toma desde 1916. Caminamos mucho por las calles del centro histórico y visitamos El barrio de los sapos que es famoso por sus antigüedades. Ahí pueden encontrar auténticos tesoros del pasado.

También aprovechamos para conocer más de la arquitectura Barroca Mexicana, visítamos el templo de San Francisco Acatepec que es la iglesia con más Talavera de todo Puebla y la iglesia de Santa María Tonatzintla que está decorada con arte barroco indígena y aún conserva sus tradiciones.

El tercer día nos atrevimos a aprender a cocinar Chiles en Nogada, ahí en el hotel nos dieron una clase y obvio me quedo delicioso, gracias al chef Omar Dominguez que me oriento cañón todo el tiempo.

IMG_1334 (1)El último día nos toco disfrutar de una comida italiana en el restaurante Alfredo di Roma, pedimos una pasta y un vinito tinto que nos recomendó Stephan Coudon, gerente del hotel. Sin duda una excelente opción para cenar, ya sea si eres huésped o vives en la ciudad.

IMG_1385 (1)¡Ah! casi se me olvidaba decirles que el hotel es pet friendly, me encantó ese detalle, hay pocos hoteles premium que cuentan con este servicio, me pareció un gran detalle que sean incluyentes con los amantes de los perros.

Así que ya no hay pretexto, Puebla lo tiene todo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s